Detectada una nueva especie exótica en el Parque Nacional de Monfragüe. “Craspedacusta sowerbii”

Detectada una nueva especie exótica en el Parque Nacional de Monfragüe. “Craspedacusta sowerbii”

Detectada una nueva especie exótica en el Parque Nacional de Monfragüe. “Craspedacusta sowerbii”

El pasado 13 de Octubre, miembros de la Sociedad Extremeña de Zoología, durante una salida práctica mientras se desarrollaba el curso de formación medioambiental sobre anfibios y reptiles que la entidad estaba llevando a cabo en el Parque Nacional, (una de las acciones paralelas del proyecto de Atlas Herpetológico de Extremadura, uno de los proyectos principales de la asociación), se observó un gran grupo de Cnidarios diminutos en una de las charcas objeto de muestreo, habiendo individuos por toda la orilla de la misma.

Tras este hallazgo por parte de Eva Garzón Fernández y Alejandro Palomo Rey, se tomaron datos y material gráfico, y finalmente identificaron la especie como Craspedacusta sowerbii, una pequeña medusa de agua dulce presente en todos los continentes menos en la Antártida, originaria del valle del río Yangtzé en China, siendo esta la 6ª cita de la especie en nuestra región desde el año 2000.

Por primera vez en Europa, se la detectó en el Real Jardín Botánico de Londres, en 1880, se cree que llegó allí hospedada en plantas acuáticas ornamentales de importación, y así, poco a poco llegó a extenderse por muchas otras áreas del planeta.

Craspedacusta sowerbii en el centro de la imagen.

Estas medusas, tienen un tamaño de entre 7 y 21 milímetros y poseen unos tentáculos en grupos de 3 a 7 con los que capturan a sus presas, los cuáles están separados por otros más largos cuya función es estabilizar a estos seres en sus movimientos.

Los individuos de esta especie son importantes depredadores del zooplancton de nuestras masas acuáticas, siendo capaces de ingerir una media de 160 animales planctónidos por medusa y por día, algo que puede alterar la ecología y estabilidad de los ecosistemas acuáticos que va colonizando, al eliminar gran parte de la base alimenticia del resto de especies que habitan el lugar.

Craspedacusta sowerbii es una especie dimórfica, y la podemos encontrar como pólipo adherida a un sustrato o como medusa libre, también existen otras formas de vida de la especie de tamaño microscópico en fases de carácter larvario, algo que dificultaría bastante su erradicación del medio. Los individuos de esta especie exótica alcanzan su madurez sexual a las 5 o 6 semanas de vida, y suele coincidir con el fin del verano.

Los pólipos forman grupos de los que se desprenden las medusas, que corresponden a la fase de actividad reproductora, existiendo fases de reproducción tanto sexual como asexual. Las medusas liberan gametos en el agua, y éstos se fusionan formando un huevo que genera una larva microscópica llamada plánula, la cuál flota varios días hasta detenerse en el sustrato y convertirse en pólipo de nuevo.

 

Pólipo de Craspedacusta sowerbii en el centro de la imagen, (cilindro transparente sobre la vegetación)

 

La mayoría de las poblaciones de Craspedacusta sowerbii son estrictamente masculinas o femeninas, por ejemplo la población extremeña del Pantano de Proserpina, junto a Mérida, es sólo de hembras.

En períodos cálidos su crecimiento se ve estimulado, por ello es, que es más fácil encontrarlas en verano, ya que suben a la superficie los días soleados. Debido a estas explosiones de crecimiento de las poblaciones en ciertos períodos, los hábitats que invaden tienden a sufrir déficit de oxígeno en sus aguas, ya que se dispara el consumo del mismo por los miles de individuos que aparecen de repente, algo que puede afectar seriamente al medio y que a la larga puede empobrecerlo, afectando a fauna y flora subacuática y por el consiguiente a las especies terrestres que se benefician de ellas, estos picos de actividad de la especie exótica Craspedacusta sowerbii se dan cuando la temperatura alcanza los 25ºC, por lo que regiones como la nuestra, debido al clima extremo y intensificado por el cambio climático, son más proclives a sufrir períodos de actividad de la especie más largos, incluso de varias generaciones en la misma estación, ya que además, la vida media de cada ser oscila entre los 34 y 51 días.

Vídeo “Craspedacusta sowerbii” en movimiento.

Las citas anteriores en Extremadura fueron Cíjara,2000, Embalse Proserpina 2004, Río Salor 2013, Río Guadalemar 2014 y Río Erjas 2018. Que haya llegado esta especie al Parque Nacional, reducto de importantes poblaciones de anfibios y peces (todavía no se sabe si también depreda huevos y larvas de estos), es algo bastante negativo, los ecosistemas cada vez tienen más problemas para mantenerse de manera autosuficiente y sostenible y esta es una muy mala noticia para la comunidad conservacionista.

Este hecho ya se ha puesto en manos del personal responsable del área del Parque Nacional de Monfragüe, y ahora desde la Sociedad Extremeña de Zoología, estamos indagando en las causas y el medio por las que ha podido llegar hasta aquí esta especie de medusa de aguas dulces, mientras ponemos la vista en un posible muestreo para acotar la distribución exacta de esta especie en lugares sensibles.

Si ves pequeñas medusas en agua dulce, puedes ponerlo en nuestro conocimiento y avisar a las autoridades competentes.

Sociedad Extremeña de Zoología.

Bibliografía.

Juan Manuel López Caballero. Revista de Estudios Extremeños.2016. Tomo LXXII, número II, pp 1309-1322.

https://amantesdelaornitologia.blogspot.com/2018/09/craspedacusta-sowerbii-una-medusa.html

1 comentario en “Detectada una nueva especie exótica en el Parque Nacional de Monfragüe. “Craspedacusta sowerbii”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.